vida comiquera by Fabio Blanco

miércoles, abril 12, 2006

WWW.VIRUSMENTAL.COM

Ya se que algunos ya lo saben pero siempre queda alguien sin enterarse. VIRUS MENTAL*, se mudó a la dirección que hace las veces de título. Así que pueden cliquear directamente ahí, e ir poniendo al día sus RSS, links y demases.

Muchas de las visitas que tuvimos estos tres años vinieron de Tebelogs!, sitio que recomiendo y aplaudo. Ya les envié un mail contandoles del cambio y espero respuesta. En realidad espero haber escrito bien la dirección, se que me contestarán.

En fin, solamente eso: Virus Mental* está haciendo roncha en otra dirección. Allá los espero.
be seeing you

Fabio Blanco


lunes, abril 10, 2006

VIRUS MENTAL* SE MUDA

Hace tiempo que lo llevamos pensando pero recién hace unas semanas nos dijimos "vamos para adelante con el nuevo blog". Después de todo siempre supimos que Virus Mental* iba a tener secuelas. Sí, es cierto que la adaptación al cine todavía está en veremos, más que nada por la patada en el tobillo que nos pegó Charlie Kaufman cuando lo corrimos guión en mano y por la insistencia de Nicholas Cage en protagonizar mi vida y la del hermano gemelo que no tengo.

Asi que nos mudamos. Los esperamos, mi hermano gemelo y yo en la nueva casa de

VIRUS MENTAL*


..donde continuará...



jueves, abril 06, 2006


ESMOLVILIZACIÓN GENERAL

Hace poco, en Punto de Fuga, la Kandor embotellada de las comiquerías, Beto (propietario del local) nos contaba a algunos habitués que oíamos atentos saboreando nuestro té de zarzaparrilla, que se había asombrado mucho leyendo Superman Chronicles, una recopilación en orden cronológico de las primeras historias del Hombre de Acero (no quise repetir Superman). El asombro venía a cuento del cariz político de las historias, bien enraizadas en los problemas de la gente pobre en medio de la depresión. Y de la personalidad combativa de aquél primer Superman que no temía enfrentarse más de una vez con el gobierno.

Unos días después estaba leyendo un artículo semi-biográfico de uno de los creadores del Capitan Marvel. C.C. Beck contaba que cuando Siegel y Shuster fueron despedidos por la National (hoy D.C. comics) nadie quería contratarlos, que nisiquiera ellos, en la Fawcett se animaban.
Es más, no podían firmar con sus propios nombres porque sus firmas tambien eran propiedad de la National.

Superman sigue siendo de D.C. Comics aunque sus autores siempre lucharon por recuperar su propiedad. Recién en la época en que iba a filmarse la película que hiciera famoso a Christopher Reeves consiguieron que sus nombres figuraran como creadores del personaje, pero no mucho más.

En estos días de vendetta, Alan Moore amenaza con ejercer su derecho a una medida similar, pero de sentido inverso: lograr que DC quite su nombre de algunos de los grandes comics que escribió y que legalmente ya no le pertenecen.

Y ahora, llega esta noticia... los invito a leer mi mala traducción y a ensayar una risa sardónica (sea eso lo que fuera):

De acuerdo a Variety, en un juicio sumario, el juez federal de Los Angeles, Ronald S. W. Lew estableció que Joanne Siegel y Laura Siegel Larson, las herederas de Jerry Siegel, "han recuperado exitosamente los derechos de Superboy desde la fecha del 17 de Noviembre de 2004."

Lo que aún queda por establecer es qué significa esta decisión en relación a la propiedad de los episodios de Smallville que han sido emitidos desde el 17 de Noviembre de 2004.
Warner Bros., Time Warner, y DC comics estuvieron "respetuosamente en desacuerdo con el juicio y planean apelar. Arguyen que esa serie no infringe ningún copyright puesto que presenta a un Clark Kent adolescente y sin disfraz.

Smallville está ahora en su quinta temporada.



(tomado y traducido sin permiso de Pulse news )

GATA PERDIDA

Probablemente ustedes tambien estén siguiendo Lost, la serie acerca de la isla desierta más poblada del mundo y constantemente piensan en la Roca Negra, el Cisne, los osos polares y la nube de humo.

Seguramente cada vez que alguno de los personajes menciona a los Otros, no pueden evitar relacionarlos con los Ellos, ese nombre salido de El Eternauta que uno no sabía si (dentro de la ficción) era original o improvisado.

Como comiqueros que son se habrán preguntado si no habría entre los restos del avión alguna otra historieta además de esa Linterna Verde en castellano que era propiedad de Hurley. Y habrán notado que Paul Dini, el creador de las mejores series animadas con personajes de DC comics está en el staff de la primera temporada; además de Javier Grillo-Marxuach, que tambien escribe comics.

En fin, toda esta parrafada de cosas que ya saben apenas para señalar cómo ese entramado de referencias, pistas y bromas internas se nos va colando de a poco a la manera de Tlön.

Habiendo la serie reflejado al comic, el comic le devuelve el reflejo : los famosos números recurrentes de la serie, 4 8 15 16 23 42 aparecen en este cartelito (ver ilustración, tratando de mirar más abajo del escote) del número 51 del comic book Catwoman.

Sí, ya lo sé... es un posteo bastante pobre, pero incluyo un escote. ¿Que quieren? ¿que también sortee un compact?

Hasta luego.

domingo, abril 02, 2006


BRUCE, DIANA Y CLARK

En la alejada mansión, Bruce Wayne y Diana Prince toman café. Bruce ha logrado establecer un "corredor ciego" entre Metrópolis y Gotham City para que el satelite de vigilancia de la dictadura de cuatro personas conocida como Planetary no logre ver a la persona que esperan, que debe llegar volando. Se ve una silueta, arriba en el cielo, y algo que podría ser una capa. Pero no, Clark Kent trae un abrigo que se agita un poco con el viento y desciende sobre el balcón de la Mansión Wayne sosteniendo sus anteojos.
¿Pudo convencer a sus editores de que se tomaba una semana de licencia? Sí, porque le deben muchísimos días francos.
--¿Nunca has tomado vacaciones? -pregunta Diana.
--Soy periodista -responde Clark- Tomaré vacaciones cuando me muera.

De una de las páginas de Planetary/JLA:Terra Occulta,una versión alternativa de los personajes de Warren Ellis.

miércoles, marzo 08, 2006


BIZARRO BATMAN

Hace unos días tuve una charla telefónica muy copada con un periodista que preparaba una nota acerca de Batman. Mejor dicho, del Batman camp protagonizado por Adam West.
No me parece correcto ponerme a profundizar en el tema hasta después de que salga la nota, apenas quiero decir que me gustó descubrir a través de esa charla, que la serie tenía virtudes que no le recordaba. En cierto modo fue una reconciliación, porque pocos de los que nos enganchamos con Batman gracias a Frank Miller (Batman: The Dark Knight Returns; Batman: Year One, con David Mazzucchelli) no somos precisamente fanáticos de la serie del bati-repelente de tiburones.

[Pero después de todo Frank Miller está muy ocupado planeando que Batman le patee el culo a Osama Bin Laden, no creo que le importe si nos amigamos o no con Adam West]

Quizás porque me quedé pensando en eso, o porque estuve discutiendo con alguien como sería un comic al estilo pulp, me puse a leer un librito de bolsillo publicado por la editorial Columba, cuyo título completo es "Lo mejor del auténtico Batman". La traducción de Alfredo Grassi está muy bien, incluso conserva los nombres originales de Bruce Wayne y Dick Grayson. El maquetado es esa cosa horrible de globos de diálogo deformes y el rotulado mecánico habitual de los productos de Columba. Lo que es extraño, es que parece ser la edición nacional de otro libro de bolsillo aparecido por la misma época en Estados Unidos, no estoy adivinando, sino que es lo que deduzco por los datos de la segunda página. Hacía rato que aparecían comics en libros de bolsillo, como los de Peanuts. Incluso se trataba a veces de una selección hecha a partir de una recopilación más completa y cara de las tiras (al menos en el caso de las de Snoopy).

¿Ustedes quieren que diga de una vez que las historias son bizarras? Bueh, maso. Comienza con el origen, con Bruce Wayne decidiendo ser Batman a partir de ese murcielaguito de morondanga. Sigue una historia en la que un científico se pega un golpe en la cabeza y olvida en la calle un paquete que parece una caja de zapatos con muestra de un virus peligrosísimos. El lógico plan de Batman es buscar a tres ex-presidiarios que el doctor amnésico atendió en prisión, para que al verlos recupere la memoria. Lo que sigue es una historia en la que los tres ex-delincuentes completan su redención. Aunque hay un toque muy extraño, en el que no se entiende como, Batman y Robin usan el cañon del hombr-bala de un circo para llegar hasta una alta torre. Cómo hacen dos personas para introducirse por la única boca de un cañon y ser expelidos a la vez, no me lo pregunten a mí.

Las dos historias siguientes tienen algo en común: Bruce Wayne aparece mencionado inopinadamente como el posible alter ego de Batman. Siempre resulta demasiado raro lo facilmente engañados que resultan los delincuentes y los investigadores que tienen ocho mil pistas acerca de la identidad de Batman, Superman o Spider-Man y que sin embargo a la primera de cambio admiten que sus teorías no tenían valor.

Pero bueno, una de las historias comienza con el Joker robando cosas que no son valiosas: monedas de madera de una vidriera, joyas de fantasía, el dibujo de la Mona Lisa en un afiche.
Para Batman todo está muy claro: el Joker quiere que piensen que está loco... ¿PERO CÓMO? ENTONCES EL JOKER NO ESTABA LOCO?
Y... no, parece que el tipo se travestía de onda, a lo Marylin Manson.

Efectivamente, la historia sigue en un hospital psquiátrico que dudo que se llamara Arkham Asylum (según pueden ver en Wikipedia el nombre aparece por primera vez en 1974, cuando Denny O'Neill traía de nuevo al personaje a la oscuridad, para diferenciarse de la serie camp) en donde permiten a los locos vestirse como Newton, Washington o Cristóbal Colón. Incluso hay un tipo que se cree Batman y que ayudará en la vuelta de tuerca del final.

Otra historia tiene que ver con Batman y Robin tratando de contestar millones de cartas de sus fans y unos estafadores que quieren comparar su firma con la de Bruce Wayne. Ver a dos tipos corriendo en malla al correo y abriendo sobres no es mi idea de lo que hace un super héroe.

Uno suspira y se pregunta qué historias hubiese inventado Will Eisner de haber estado a cargo del personaje. Pero las tragedias agridulces, la carnadura humana de los personajes y las noches lluviosas es mejor buscarlas en The Spirit.

-----------------

Sí, de vuelta desde un cyber. Problemas con mi computadora y problemas con Blogger. Pero todo se resuelve. Permiso, tengo ganas de ir a casa a tomar un mate cocido.

lunes, febrero 20, 2006

ISIDORO CAÑONES (II)

El Jardín de Isidoros que se bifurcan

--Así es, chei. A diferencia de Newton y Schopenhauer, este Dante Quinterno no créia en un tiempo uniforme y absoluto. Pa’ él había infinitas series de tiempos, en una red creciente y vertiginosa de tiempos divergentes, convergentes y paralelos. Una sola trama de tiempos que se aproximan, se bifurcan, o que ¡ah, sotreta! …secularmente se ignoran, abarca todas las posibilidades, po.
--A ver, dame un ejemplo, indio.
-- Es tuito muy senciyo, padrino. En la mayoría de los tiempos no existimos. En algunos existís vos pero no existo yo.
--Vos decís si por ejemplo yo viviera bajo el techo de mi tío Urbano Cañones y nunca te hubiera conocido cuando me arruinaste el negocio con el gitano Juaniyo.
--Canejo que tenís memoria, chei. En otro de esos tiempos inventados por el Dante Quinterno, nos pudimos haber conocido de chicos, y hubiéramos vivido juntos en la Patagonia, con la Chacha y Ñancul. Una güelta más a ese pensamiento y podríamos haber vivido también con Upa, en lugar de encontrarlo al gurí años dispués, perdido en la cueva donde lo abandonó Tata.
--Je, je, dejate de embromar, che. Con la suerte que tengo, si no te conocía te heredaba. Y hablando de suerte, pasame unos mangos que tengo un pálpito en Palermo que seguro no me falla…
--¡Vos no cambiás mas, padrino!.

De una episodio inédito de Andanzas de Patoruzú, por Jorge Luis Borges.


ISIDORO CAÑONES (I)

Hace un tiempo surgió la noticia de que Isidoro Cañones, el personaje de Dante Quinterno se convertiría en una serie animada para Cartoon Network. Esto se confirmó por medio de comunicados de prensa, lo aseguraron personalmente quienes escribieron esos comunicados e incluso lo escuché yo de boca de un dibujante que estaba trabajando en el proyecto. Para la revista RSVP comencé a escribir una cosa muy loca que afortunadamente no se publicó (a toda velocidad escribí otra nota más informativa y coherente, que sí se publicó y que me gusta mucho más). Sin embargo me gustaría compartir un par de fragmentos de ese delirio. Acá va el primero:

El Padre de la Criatura

--Papá… ¿vos lo conocés a Isidoro?
--¿Cómo no voy a conocer a Isidoro? ¿Quién puede no conocer a Isidoro Cañones, hijo mío?
--Yo, papá. Es un personaje nuevo de Cartoon Network.
--Estás equivocado, hijo. El personaje de Isidoro Cañones es una creación de Dante Quinterno (1909 – 2003), excelente historietista, discípulo de maestros tan notables como Diógenes Taborda y Arturo Lanteri. Quinterno no solamente creó personajes tan populares como Don Fierro, Patoruzú, Isidoro y Úpa. Aunque era bastante conservador en sus opiniones, era por otro lado de avanzada, porque fundó un syndicate a la usanza estadounidense, para distribuir su propio material; produjo el primer dibujo animado argentino en Technicolor; lanzó dos revistas fundamentales para la historia del humor y la historieta como fueron Patoruzú y Patoruzito.
--Ah, sí Patoruzito!! Yo se…
--Sí, hijo, yo se que sabés que fueron un semillero de creatividad en donde brillaron Eduardo Ferro, Mariano Juliá, Tulio Lovato, Mirco Repetto y el mismísimo Guillermo Divito. Pero la influencia de Quinterno va mucho más allá: en 1931 llegó a su estudio un joven holandés llamado Marten Toonder, que quedó tan impresionado por lo que vio allí que volvió a su país con la intención de convertirse en un artista. Hoy Marten Toonder es conocido como “el padre de los comics holandeses” y le han erigido un monumento en la ciudad de Rotterdam.
Dime si no es emocionante, hijo. ¿Hijo?...

miércoles, febrero 15, 2006


MAGIA Y COMICS

Durante algunos meses escribí algunos artículos tratando de relacionar magia y comics en las páginas de la revista Pentarte una joven publicación sobre temas esotéricos más o menos centrada en las mancias.
Ahora, leyendo sobre una charla de Grant Morrison con sus fans en la página Comic Book Resources me vuelvo a encontrar con las anécdotas acerca de como mientras escribía Los Invisibles el comic empezó a escribirlo a él y terminó en un hospital aquejado por lo mismo que le había destinado a uno de sus personajes. Así que pensó que si podía casi matarse a si mismo con esa especie de vudú comiquero, por qué no transformar al personaje y a sí mismo, en una especie de James Bond.

Y luego dice algo que me hubiera gustado decir tan bien en todos esos artículos que escribí (quizás los cuelgue en The Vault ), una muy clara definición de la magia:

"El lenguaje es mágico. La gente habla acerca de magia como si fuese algo que solo alguna gente puede hacer. La raza humana es una raza (sic) de cosas que hacen magia. La única razón de que nosotros pensemos que no existe la magia en el mundo es porque hay demasiado de ella. Es que ya no la vemos. Podemos usar Google para mirar nuestra casa desde el espacio. Eso es magia!"

No, no es la traducción más fidedigna, pero es lo que puedo hacer a esta hora. Son casi las 12 del mediodía y de la casa del vecino viene un terrible aroma a batatas asadas.
Hasta luego...