vida comiquera by Fabio Blanco

lunes, mayo 23, 2005

WHY A DUCK?

Yo solía trabajar hace años en una oficina, donde la empresa era una madre putativa que pagaba más o menos, se ocupaba de sus hijos hasta por ahí pero exigía de ellos el máximo cariño. En casa de mamá había que pasar los días y las noches trabajando aunque mamá nunca pensara en comprar unos colchones baratos y se nos alentara a dormir en el piso o... en el piso.
Amaneciendo en la oficina solía ver a mi jefe, con su café y su acné juvenil leyendo los diarios online (Il Popolo de Italia, Die Swasktiken Zeitung, esas cosas que leen los jefes en todo el mundo). Yo le copié la costumbre, pero ahora me doy cuenta que leo con más asiduidad La Cárcel de Papel que los diarios argentinos. Incluso estoy suscripto a Le Figaro por si trae algo sobre B.D. (trae, trae, de vez en cuando).

Y los temas que me preocupan diariamente y que me hacen decir "¡qué barbaridad, señora, no puede ser!" se relacionan por ejemplo con lo parecidos que son los problemas de las editoriales españolas a los problemas de las editoriales argentinas. Después de tanto envidiarles los álbumes de tapa dura y los prestiges ahora resulta que a ellos les resulta caro poner euro sobre euro para comprarlos, que las editoriales chicas pierden igual que nosotros en relación a las más grandes (y en ambos casos se pierde contra grandes editoras españolas) y que la monopólica editorial de nombre italiano recorre europa como un fantasma no muy socialista que digamos.

¿No será entonces tiempo de que las editoriales de acá y de allá empiecen a buscar la forma de igualar las ediciones, los criterios de colección y los formatos que se utilizan para publicar series yanquis y franco-belgas?
Cada vez que visito la revolucionaria página de Banda Dibujada y leo su manifiesto, comienzo a imaginar un desfile de libros, desde álbumes de tapa dura hasta ediciones de bolsillo como las que recopilaban las tiras de Peanuts . Por supuesto que los nombres que imagino sobre las portadas se me antojan familiares, de gente que vive acá a la vuelta y que como decíamos ayer, puede acudir a las librerías a hablar con los lectores y a firmar ejemplares.

Para decirlo parafraseando a un gran maestro sufi (¿o era zen?): si en la casa de al lado hay un tesoro, pero al lado no hay ninguna casa, construyamos una.
Café para la resaca, ahora.

3 Comments:

Anonymous Cesar said...

Yo se que no tiene mucho que ver, pero, ¿Sería mucho pedirte unas líneas sobre Jacovitti? Recuerdo con mucho cariño los álbumes que me trajo mi viejo cuando yo era chico de Cocobill y Zorrokid, y quisiera saber tu opinión sobre este autor y sus personajes. Un abrazo y seguí empujando por la historieta juvenil.

3:40 p. m.

 
Blogger Fran Lopez said...

Pensaba algo parecido hace un tiempo... Sociedad y economía de recursos entre las editoriales pequeñas de historieta de habla hispana.
Pensándolo rápido, me vienen a la cabeza varios motivos por los que a una editorial española (chica) le vendría bien asociarse con una editorial argentina (chica) y vice versa.
No es una idea muy descabellada...


Salú,
-Fran
PD: ¡Me olvidaba! El mensaje de Oswal me puso a mi tan contento como a vos, aunque por distintos motivos, me imagino...

6:54 p. m.

 
Blogger Fabio said...

César: Hace rato que quiero comentar alguna historieta de Jacovitti. No tuve la suerte de ver esos álbumes, pero tengo una edición argentina de Tiramolla, con todos esos personajes que hacían furor en la Italia de los sesenta (?)...
Creo que en casa tengo varios ejemplos de lo que alguien pensó que porque era un éxito de ventas en Groenlandia lo iba a ser acá. Aunque creo que Zorro Kid podría andar bastante bien. En fin, prometido.

Fran: gracias por entender lo que quise decir cuando ya creía que se acercaba a la ilegibilidad más absoluta. Pero bueno, después de todo yo me estaba preguntando como vos por qué no había historietas para gente rara, cuando parece que en todo el mundo al tiempo que cuecen habas se desviven por los derechos de linterna verde. Pero bueno, ya nos organizaremos.

2:39 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home