vida comiquera by Fabio Blanco

miércoles, junio 15, 2005

GUARDIANES DEL NOVENO TESORO

Todavía no fuí a ver Sahara, basada en un libro de Clive Cussler que leí con mucho gusto (me gusta la aventura, incluso soy fan de H. Rider Haggard) pero estoy leyendo el libro que le sigue que se llama Oro Inca, donde aparece un pozo de sacrificios en el que aparentemente hay un tesoro y un improbable grupo terrorista. Pero en fin, lo comentaba porque me recordó a una de las historias de Scrooge McDuck que leí hace poco, una especie de continuación de aquella en la que Donald y sus sobrinos, en plena caza filatélica van a la Guayana y se encuentran con El Dorado, no el lugar sino el legendario sacerdote al que cubrían con polvo de oro.

Esa historia de Donald, cuyo autor es Carl Barks se llama The Gilded Man. La otra es de Don Rosa y se llama The Last Lord of Eldorado. Tiene referencias a la historia de Barks y a otras (cómo la de las Siete Ciudades de Cibola, de donde Spielberg se copió la escena inicial de Cazadores del Arca Perdida).
Pero Don Rosa también es un cinéfilo. Más de una vez puso referencias a Citizen Kane en la vida de Scrooge, por dar un ejemplo. En ésta historieta Donald maneja un camión de la misma compañía que transportaba nitroglicerina en El Salario del Miedo.

En fin, ahí tienen los links como siempre sobre los nombres que remiten a la página de Donald Duck Comics . Hay mas historias online, muchas que por suerte todavía no leí, así que me queda un tocazo para disfrutar.

La que me fascinó en la tarde de ayer tiene que ver con los Templarios y con la herencia de la familia McDuck. Se llama A letter from home (Una carta de casa) y es mucho más que una historia de tesoros. Tiene que ver con la esencia del personaje, con un reencuentro familiar y con las responsabilidades de toda una vida. Es quizás una de las que mejor condensan lo que significa Scrooge McDuck para Don Rosa, un personaje noble, para nada el capitalista ávido de fortuna que es para ciertos "estudiosos" que prefiero no mencionar.

Como siempre me sorprendió la investigación. Aunque utilice en igual medida la historia y la leyenda detrás de los Templarios es una aventura bien documentada, desde los nombres históricos hasta la clave secreta que usaban los templarios para sus "tarjetas de crédito" (ellos la inventaron, ya se sabe).

En fin, me olvidé de decir que leí esa historia porque estuve viendo un documental en relación al tema en la National Geographic, que no se por qué insisten ahora en llamar "Nageo". ¿No es horrible?

A ver si volvemos a los posteos diarios... Es que como decía el aludido Indiana Jones: "No son los años, es el kilometraje..."