vida comiquera by Fabio Blanco

miércoles, julio 20, 2005

LUNARIANA.

No, no. Prometo no quejarme. Acepto que me saluden por el Día del Amigo, aunque sospecho que la corrección política que nunca terminamos de entender terminará por llamarlo "el Día de la Amistad". Se trata del día en que uno recibe tarjetas animadas, mensajes en cadenas y con suerte regalos, todo porque a un argentino le pareció que el "pequeño paso para un hombre" era un símbolo de fraternidad universal y no la declaración de que la Luna era territorio estadounidense.

Me gusta mucho el dibujito de Hergé (o más bien del estudio Hergé) y que acá pueden ver. Me gusta porque dice de una manera muy diplomática lo que suelo decir o callar con frecuencia: "¡esto lo vi primero en un comic!". Algo así dijo Conrado Nalé Roxló cuando declaró que el alunizaje de 1969 era "el triunfo de la historieta".

Pero eso lo pienso más para el lado mágico de la cosa: no es que en 1969 mandamos (aramos dijo el mosquito) tres tipos a la Luna. Dos para que fueran a ver qué onda y uno que se quedó al volante para que no le chorearan el estereo. Desde hace siglos estamos mandando gente a la Luna.
Nuestros primeros astronautas fueron Luciano de Samosata y Cyrano de Bergerac, los héroes de Jules Verne y Edgar Rice Burroughs. Y por supuesto Tintin, The Spirit, Dick Tracy.

En el Árbol de la Vida que mencionabamos ayer la Luna rige la esfera de Yesod, la imaginación humana. Yo todavía recuerdo una época en que una luna llena como la que hoy atraviesa el cielo regía todos los sueños. Sueños de viajes espaciales y aventuras interplanetarias para las que uno se preparaba leyendo la etiqueta del chocolatín Milkybar.

¿Que quedó de todo eso? Una carrera de satélites que escanean imágenes para el fotolog de la NASA y algunas historietas. Recuerdo una de las Crónicas Extraterrestres de Jacques Devos aparecida en Spirou-Ardilla, en la que los aliens encontraban una estructura arquitectónica inexplicable.
Eran dos páginas. La segunda mostraba en una gran viñeta que los pequeños extraterrestres estaban examinando las huellas de las pisadas de Armstrong.

Creo que la gente de la NASA está mirando mucho Star Trek y leyendo pocas historietas. Dejenlos que corran hasta el confín del sistema. Ya aparecerá algún loco al estilo Schliemann, con un ejemplar de Ministry of Space en lugar de La Ilíada, que descubra la manera más barata y efectiva de llegar a donde queremos ir: a la Luna.

1 Comments:

Blogger Fabio said...

Moraleja: Cuando la imagen no es pequeña, estrecha y vertical no conviene ubicarla a un lado. Hubiese convenido centrarla desde el principio. Aprendan de la cigüeña este ejemplo de ternura.

del Libro de Errores de Fabio Blanco.

7:03 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home