vida comiquera by Fabio Blanco

martes, agosto 30, 2005


CORONAS Y CRUZADAS

Hace un tiempo atrás recomendé con fervor una historia de Tío Rico (Uncle Scrooge), Donald y sus sobrinos titulada A letter from home. Sigo creyendo que es una de las aventuras más apasionantes de las escritas por Don Rosa.
Es cierto que en el centro de la trama está la búsqueda de un tesoro, pero hay mucho más, que tiene que ver con el carácter de los personajes creados y recreados por Carl Barks y la manera tan inteligente que tiene Rosa de representarlos.

Por eso y por razones que (como titulaba Cervantes) se sabrán cuando se lea, A letter from Home es una historia que le puede tapar la boca a quienes piensan que Tío Rico representa en sí mismo el afán de lucro, en el más llano de los sentidos.

(Mientras escribo esto recuerdo que hace unas semanas atrás, tuve la suerte de hablar con Quique Alcatena acerca de estos personajes, cuando visitó Punto de Fuga, la comiquería mas trendy y cool de Buenos Aires)

Pero la historieta anteriormente recomendada es una secuela de otra que se llama The Crown of the Crusader Kings (La Corona de los Reyes Cruzados) y en la cual Don Rosa utiliza elementos de otras dos historias de Barks (The Lost Crown of Genghis Khan y The Fabulous Philosopher's Stone) . Así que si no la leyeron todavía aprovechen y comiencen desde el principio.

Lo genial es que Don Rosa utiliza los mismos elementos de El Código DaVinci de Dan Brown (mitos y datos históricos que son conocidos desde hace mucho tiempo) pero sin duda Don es mejor que Dan a la hora de contar una buena historia.

Todas las mencionadas están en Donald Duck Comics el mejor recurso para estos comics hasta que vuelva la dorada época en que se podían leer en Argentina y sobre papel.
Ya saben: siempre habrá otro arco iris.

1 Comments:

Blogger Alejandra Márquez said...

Cuando chica, me encantaba ver al Tio Rico Mc.Pato zambullendose en su piscina con oro.
Y recuerdo que mi pensamiento hacia el no era el de un avaro.
O si....pero mas alla de esa aparente avidez por el vil metal, pensaba que a su manera, amaba a su familia.
Y habia armado una especie de "perfil psicologico" del pato, donde llegue a la conclusion que como se aburria tanto tirandose en la pileta dorada, cada vez que podia buscaba o inventaba aventuras para estar con su familia, incluido Donald (mi personaje favorito de este grupo disneyniano) a quien aparentaba prejuzgar y criticar en todo momento.
Jua! disparaste recuerdos de mi tierna infancia, Fabio

Besitos

2:36 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home