vida comiquera by Fabio Blanco

jueves, septiembre 08, 2005


WELCOME TO PELOTILEHUE

Si sigo diciendo que siempre fuí demasiado snob para leer ciertas historietas voy a terminar por creermelo yo también. Pero este año estoy leyendo comics que no recordaba haber disfrutado tanto como las historietas que vienen en la revista Lúpin, además de las Locuras de Isidoro o Correrías de Patoruzito.

Bueno creo que también voy a dejarme llevar por el humor de Condorito, otra historieta que habré leído una o dos veces sin mucho entusiasmo. Quizás porque sus personajes protagonizaban chistes, y para mí la historieta es algo que va un poquito más allá de la mera anécdota dibujada.

Otro motivo para no tenerles simpatía era que poco antes de desaparecer, Desventuras de Larguirucho, otra revista apaisada que siempre supe apreciar, se había convertido en un clon de la revista Condorito. Así se desperdiciaron años de construcción de un personaje que muy a la manera de Donald y los sobrinos se tuvo que diferenciar de la versión animada en la que había aparecido. El Larguirucho de la historieta era un tipo torpe pero trabajador, que vivía con la responsabilidad de criar a Raimundo.

Raimundo un chico huérfano del Patronato de la Infancia que comenzó como "niño problema" en el dibujo animado Hijitus y que (como Hugo, Paco y Luis ) fue cambiando su personalidad, hasta convertirse en un chico que no dejaba de ser mas avispado y práctico que su tutor, pero que tenía buen corazón.

¿Donde fue a parar esa continuidad? Lo pueden ver en el sitio web de Condorito: en una tira, Condorito es empleado, en otra es el jefe, en otra trabaja en una biblioteca. O sea, es un elenco de actores que interpreta papeles en función del chiste. Exactamente eso hicieron con el pobre Larguirucho.

Pero bueno, sin rencores. Creo que constreñidos a la tiras diarias, los chistes de Condorito funcionan mucho mejor que en la página de una revista de gran formato. No se, igual tendré que comprar alguna en el kiosco. Creo haber visto unos tomitos dedicados a Coné, el sobrino del protagonista.

Pensaba disfrutar de estas tiras recibiéndolas por correo electrónico como hago con Zippy the Pinhead, Mutts y Get Fuzzy . Sin embargo Ucomics, la página donde se aloja, me resulta bastante fastidiosa: me piden demasiado datos para suscribirme y me dan pocos beneficios gratis. Quizás es una primera impresión, cuando logre loguearme lo comento.

(Mientras lo intentaba descubrí que también están en Yahoo)

Ya se, ya se. Al final no dije nada ni de Pelotilehue, ni de los otros personajes de Condorito. Bueno, pero es que no los conozco. Todo a su tiempo. Lo mejor de no saber algo es estar a tiempo de conocerlo.

Dijo, y cayó dormido. Plop, pues!

1 Comments:

Blogger Ojo con Humos said...

En los años 60 Condorito solía incluir historietas de mas menos 8 páginas, la mas recordada es aquella en que el equipo de Pelotillehue derrota por goleada a la selección nacional en un amistoso y por clamor popular representa al país en el mundial de 1966...
Estas historietas sesenteras son la excepción al permanente estilo gag que en mi opinión tenia gran impacto en las decadas del 50 y 60, pero que al transnacionalizarse en los 80 se descafeinó y huele a cadaver.

Un abrazo

Jaime Oddo

1:58 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home