vida comiquera by Fabio Blanco

domingo, diciembre 04, 2005

PLANITOS DE LA ALEGRÍA

El viernes a las 19:30 en punto estaba en la Universidad de Palermo, en la esquina de Mario Bravo y Córdoba, donde estaba todo listo para el homenaje a la revista Lúpin por sus cuarenta años, organizado por el Museo de la Caricatura Severo Vaccaro. Ya al entrar al hall, lo reconocí a Guerrero, que como uno suele decir a veces tenía "cara de feliz cumpleaños". Se lo notaba muy contento, mientras esperaba quizas a alguien de su familia.

Arriba, estaba todo adornado con banderines dibujados por una multitud de dibujantes. Estaba el techo cubierto. Ahora recuerdo uno de Landrú, que tenía a una de sus típicas señoras macanudas volando en un aeroplano y que decía algo así como "feliz cumpleaños, aviadorcito".

Había otros de Bicho y Gordi y alguno más que bromeaba con el parecido entre Lúpin y el presidente Kirchner (en realidad Kirchner es más alto) . Ahí estaba la torta que después les presentó Blanca Cotta para que soplaran las velitas. Por ahí andaba mi admirado Oswal al que también me había cruzado en Frontera, una semana atrás. Sídoli andaba por el fondo del salón, por donde estaban unos modelos (que obviamente funcionaban) y los planitos de la Lúpin a partir de los cuales los habían hecho. Uno era un submarino lleno de detalles. Otro no se que era pero después vi como se movia a lo loco por el suelo.

Estuvimos un rato, firmando un par de pergaminos conmemorativos que se llenaron al toque. Mientras esperabamos para firmar César Da Col me presentó a José Massaroli. Yo creo que ya lo había conocido hace muchos años, una vez que hubo una muestra de dibujantes en Moreno (el infame tugurio donde habito). Pero qué gustazo encontrar alguien que labura en los comics que uno tanto admira.

Antes de la presentación de Julio Lagos y cuando todavía se estaban acomodando artistas como Mordillo, Ferro, Garaycochea, Laino, Maicas y otra gente que no supe reconocer comenzaron a proyectar unos dibujos animados gloriosos, en blanco y negro. Primero uno con animalitos, en un estilo que no le tenía nada que envidiar a los de la Warner Brothers de antaño (que también eran originalmente en blanco y negro). La gente se reía muchísimo y creo que estaban tan asombrados como yo de que uno de ellos, protagonizados por Bicho y Gordi (y el Bubi, Tili y Alicia) tuvieran una animación tan cuidada y tan fiel al estilo de las historietas...

En un momento una de las chicas del dibujo se empieza a sacar la blusa, debajo de la cual tiene la malla y Garaycochea dice entre asombrado e incrédulo: "NOOO!!"...

Julio Lagos con la ayuda de Maicas y de Osvaldo Laino (que se salía de la vaina por hablar del retorno de la revista Dibujantes) entrevistaron a los dos creadores de la revista, que contaron que hay cuatro tipos de la Nasa que son fanáticos de Lúpin y otro en Alemania que creo que es ingeniero y que la recibe todos los meses. O que los telescopios que vendían ellos se vendían mejor que los del Centro Amigos de la Astronomía. "Porque cuando se publica un aviso en la revista, se vende" dijo con gracia Sídoli.

Juan Saenz Valiente les entregó el original del afiche que hizo para el homenaje y un grupo de señoras de un club de aviación al que pertenece Guerrero le entregó a este una medalla muy especial. Fue emocionante, esas señoras que muy probablemente son abuelas, siguen volando. Una de ellas era, casualmente, especialista en hacer "loopings"...

Después del acto que terminó con el vuelo de avioncitos de papel que salían de todos lados hubo que luchar para conseguir algunos autografos. Algunos se hacían firmar en un avioncito. Otros, como yo, habían llevado ejemplares de Lúpin. Me hice firmar una tapa en la que estaba Resorte por Dol (Sídoli) y otra con Lúpin por Guerrero. Mis ejemplares databan de 1977 y son algunos de los que estaban en el paquete misterioso del que hablé alguna vez.

Antes de tomar el tren para mi casa, compré la Lúpin más nueva en el kiosco. El kiosquero me dice "Es la última que me queda, la lleva mucha gente". Era la cereza del postre del homenaje.