vida comiquera by Fabio Blanco

miércoles, diciembre 07, 2005

SALAMIN CON PATAS

¿Qué hacés, salamín con patas? Eso vengo pensando desde que leí Cocco Bill, en un número de Il Giornalino que data del siglo pasado (1986). Lo compré porque siempre admiré a Benito Jacovitti aunque he podido ver tan poco material suyo. Salvo algun fragmento y una vieja historieta de Tom Ficcanaso que no deja adivinar para nada su estilo posterior, no tenía nada en casa.

La revista trae una aventura completa de Cocco Bill, un vaquero malhumorado e invencible que pide te de camomila en el saloon y es tan rápido con las pistolas como Lucky Luke o Chicle Bang, un personaje de Eduardo Ferro para la revista Meteoro al que este cowboy me recuerda muchísimo. ¿Y a qué venía lo de salamín con patas? A que los escenarios de Jacovitti suelen estar poblados por embutidos diversos con o sin patas, pescados fuera del agua y extrañas serpientes a veces sostenidas por una mano que surge de macetas bípedas. Es una locura que me recuerda mucho a la de Battaglia en Don Pascual o a las historias de Shigeri Shugiura.

Tambien compré ese ejemplar de Il Giornalino porque traía tres páginas de un personaje que conocí cuando compraba la revista Zipi y Zape. En aquél momento yo sabía poco y nada de historieta española pero bastante de personajes de la escuela franco-belga. Y en las páginas de Zipi y Zape aparecían Los Pitufos. Así conocí la maestría de españoles como Escobar, Manuel Vazquez y F. Ibañez. Y así descubrí una historieta llamada Pinky, una funny animal dibujada por Massimo Mattioli , que me sigue divirtiendo muchísimo. Mattioli es un pionero en esto de exagerar la violencia del dibujo animado al estilo Tom & Jerry con Squeak the Mouse. No pueden ser Los Simpsons los primeros en todo.

Además del salamín con patas acude a mi mente la expresión "tonto de capirote" ya que también me compré un ejemplar usado (me da un poco de culpa, porque creo que lo siguen vendiendo en el Museo de la Caricatura) del fabuloso libro de Siulnas, Aquellos Personajes de Historietas (1912-1959).

Y acá tenemos otro adelantado, porque además de textos e ilustraciones, el libro ofrece un recorrido a través de escenas claves de cada historieta. Así como haría Scott McCloud tiempo después, Siulnas se mete como personaje dentro de cada tira para comentar el carácter y el origen de cada una. Pero todavía quiero asimilarlo y comentarlo mejor.

Capaz que me compro un ejemplar nuevito de los que quedaban en el Museo. Si alguno me gana de mano y se lleva alguno no me enojo.