vida comiquera by Fabio Blanco

martes, enero 31, 2006

A DE APPARAT

La idea era imaginar qué hubiese sido de los comic books, si se hubieran desarrollado como lo que son, descendientes de las pulp magazine, y no hubiesen tenido un fenómeno que los mutó para siempre llamado Superman.

Alan Moore plasmó esa idea en el sello ABC comics, donde no había superhéroes sino "science-heroes", héroes científicos que derivaban directamente de personajes del pulp y la dime novel, aunque hay que decir que Tom Strong, aparte de ser una mezcla de Doc Savage y Tarzán, tenía muchísimo de Superman.

Warren Ellis lo hizo con Apparat, una colección de 4 números iniciales que según entiendo nunca tendrán un número 2. Y es una lástima, porque son personajes que enganchan: Frank Ironwine es genial, es una mezcla de Sherlock Holmes y Columbo, de esos detectives que se arrastran y se preocupan por la gente. Ironwine es un tipo que va a contramano de todos los clichés a los que nos tienen acostumbrados los detectives televisivos de hoy. La historia es sencilla pero inteligente. Para mejor tiene dibujos de Carla Speed McNeill, alguien que creo todavía no hemos descubierto en Argentina, autora de una serie muy extraña y muy humana también, llamada Finder.

Angel Stomp Future es una historia de ciencia ficción, que habla de ciencia ficción. Es decir la protagonista le habla al lector y le explica cómo el futuro es basicamente lo mismo que nuestra época... hay terrorismo, pobreza, modas idiotas, consumidores vampirizados por la tecnología...
También le explica como nació el género, en las revistas sobre electricidad de Hugo Gernsback. Gernsback siempre me recuerda a Enrique Telémaco Sussini, el aficionado y vendedor de radios que transmitió la primera emisión radial programada del mundo.

Me quedan Simon Spector y Quit City, pero apenas leí unas páginas del primero, una especie de Doc Savage, con elementos fascinantes. Aparentemente vive en el Edificio Chrysler, asi como Doc vive en el Empire State. Tiene unas ayudantes femeninas (lo cual me recuerda a Derek Flint, que tambien tenía elementos de Doc Savage) toma drogas y tiene algún archivillano recurrente.

Volviendo a la idea del principio: héroes de historieta que derivan de los del pulp y que no pasaron por el tamiz kriptoniano de Superman. Bueno, son los héroes que seguimos reivindicando como clásicos, tipos como Bull Rockett, como Mort Cinder, Sherlock Time y más acá en el tiempo Mikilo, relacionado con otro héroe de inspiración pulp, nada menos que Hellboy.
La cosa pasa por ahí. Si salvo gloriosas excepciones como Sónoman o Caballero Rojo* el superhéroe argentino no funciona, por qué no pensar nuestros héroes a partir de lo que funciona en Estados Unidos y en Europa y también acá. Inventemos héroes científicos como los de Alan Moore, Warren Ellis y Oesterheld. Volvamos al pulp, repensemos la historieta argentina aprovechando que tipos grosos como estos nos dejaron obras que son puros manifiestos.

Y vemos lo que pasa.

_____________
*Aunque yo realmente creo que Caballero Rojo amalgamaba muy bien la formula heróica de Oesterheld con las lecturas superheróicas de los autores. Se lo extraña.


miércoles, enero 25, 2006


POPE POP

Descubrí a Paul Pope, tarde, dirán algunos, aunque el tipo tiene cientos de historietas inéditas que hizo para la editorial japonesa que lo contrató y que andá a saber por qué no las publicaron.

Descubrí a Paul Pope tarde incluso para recibir a tiempo la obra que motivó tal descubrimiento, y que es la miniserie-en-cuatro-números-formato-prestige-48 páginas-cada-uno (sí, me lo se de memoria) sobre Batman. Un Batman del futuro con la caripela del autor y cierto parecido a un joven James Coburn, tal como apareció en la historia Broken Nose del Batman Black & White y como aparece en el increíble Solo#3 que DC comics debe mantener oculto porque buscandolo en la página de la editorial no hay manera de encontrarlo. Ese libro es impactante: tiene una historieta de Omac que homenajea a Jack Kirby y no entiendo como no la comenta nadie más ahora que el personaje parece haberse puesto nuevamente de moda.

Lo raro que tiene la historieta de Batman que aparece ahí, centrada en Robin y su papel como sidekick (compañero del héroe, diría Moorcock) es que el Joker se ve idéntico a César Romero haciendo ese papel, incluso se le notan los bigotes por debajo de la pintura blanca... y da mucho miedo!

El Batman en cuatro tomitos formato prestige que transcurre en el futuro se llama Batman: Year One Hundred. Vean unas páginas de muestra o bajense el archivo pdf del link anterior.

Y no se preocupen, ya lo encargué y va a llegar.

_________

Álvaro! Este blog sobrevive :-)

viernes, enero 20, 2006


PENÚLTIMA FRONTERA

Maldito seas, Warren Ellis, maldito seas. Vos sabés que tengo un problema con el espacio exterior. Que soy uno de tantos que pensaba que la Luna iba a estar habitada por estas fechas, y que ya estaríamos pisando Marte. No digo nada de las estaciones espaciales, porque si bien no son lo que esperabamos, con free-shop y todo, ahí están, ahí vienen... cuidado!

Pero bueno, leí Orbiter, maldito Love Swami (asi se hace llamar Ellis esta semana) y entiendo por qué a alguna gente no le gustó nada y entiendo por qué a mí me parece genial. Es cierto, son 100 páginas en las que se construye un clímax y el tema es uno, así que cuando llegás a la última página no podés decir "¿acá termina?" porque vos si te enganchaste sabías que de ese final se trataba todo.

Básicamente es el misterio acerca de un transbordador que vuelve a la tierra con uno solo de sus ocupantes, después diez años, cuando ya no existe un programa espacial. El piloto está bastante loco y el transbordador está cubierto por algo orgánico. La historieta es la resolución de ese misterio a cargo de gente que hace demasiado tiempo que no trabaja para la NASA, y lo que se nota todo el tiempo es el entusiasmo que tienen, el fanatismo, el sueño de poder ir más allá.

Hay un personaje que condensa todo eso en su sola persona. Sin afeitar, más joven que el resto, con una remera que dice "Si, aunque no lo creas soy un ingeniero espacial", el tipo está todo el tiempo haciendo listas de lo que hay que hacer, pero vos ves como los demás responden al trabajo que les plantea. Es maravilloso reconocer en ese entusiasmo el mismo que animaba a los pibes de hace un par de generaciones (no se calcular generaciones) cuando veían dibujos de la cápsulas Apolo y Géminis en las etiquetas de chocolatín Mikybar.

Y otra cosa fascinante es ver científicos trabajando y planteando teorías increíbles y obligandose a pensar las consecuencia lógica de cada planteo. Ellis y Colleen Doran manejan una cantidad increíble de información técnica. Quizás eso haya espantado a más de uno y quizás también haya inspirado a alguno más.

A mí... bueno, yo se lo que me hace engancharme con esas cosas. Me la pasé buscando programas que hablaran del espacio y encontré uno en Discovery donde imaginan con mucha producción un viaje con astronautas a través de todo el sistema solar. Estoy por zambullirme de nuevo en Ministry of Space, otra historieta escrita por Ellis que imagina a los británicos ganandole de mano a los norteamericanos y desarrollando un programa espacial.

(Cuando los yankees los molesten, diciendo que a la Argentina llegaban nazis refugiados después de la Segunda Guerra Mundial, contesten que por lo menos nosotros no les dabamos laburo en la Nasa... )

Y supongo que rebuscaré en otras historietas con temas lunares y espaciales. Tengo un toco de historietas europeas por descubrir. Por ejemplo, Franka. Tengo dos álbumes que según reza la tapa fueron traducidos del holandés al francés y que creo que nunca se publicó en castellano. Comparte con Natacha y Rubine el ser historias de acción protagonizadas por una chica hermosa y con polenta. En una de las escenas que estuve pispeando, Franka persigue a una misteriosa enmascarada por los techos. Parece que no hay nadie en la terraza, pero en el siguiente cuadro el cartel de neón, intermitente, se enciende, y la enmascarada se le lanza encima.

Mucho por leer, mucho por hacer. Sigan mirando al cielo.
_______

La ilustración es Lunar base mining un óleo de Robert MacCall

miércoles, enero 18, 2006

THE SECRET WORD IS BATMAN (reloaded)*

Asi es, esa es la palabra secreta para tener visitantes o recuperarlos después una semana y pico de ausencia, he hecho las comprobaciones de rigor al respecto.
Pero es cierto que estuve leyendo Batman, o al menos historias que lo incluían. Ayer, en mas o menos 10 minutos me leí Planetary/Batman: Night on Earth que está en Planetary: Crossing Worlds.

Me pareció genial, es una historia que muestra varios aspectos de Batman, incluyendo el de Frank Miller en Batman: The Dark Knight Returns y... ¿cuál será el más parecido al que interpretaba Adam West? Probablemente el de Carmine Infantino. Neal Adams, Bob Kane, todos están muy bien representados. También hay guiños a la Crisis en Tierras Infinitas.

Decía, la historia es una legítima historia de Planetary, y a la vez, una legítima historia de Batman, más allá de que se trate de una especie de homenaje. Por otro lado, la historia es diversión, diversión, diversión y de repente... pum! se viene el lagrimón. Por lo menos a mí me suele pasar que me emociono con esas escenas en que se nota el nexo entre "The Batman" y aquel chico de 10 años al que le matan los padres.

Siempre digo que voy a dejar listas de las cosas que estoy leyendo. Las de más abajo son algunas que estoy conociendo en formato electrónico. Al que me acuse de pirata le digo que se equivoca. Son cosas que uno necesita conocer y que eventualmente comprará en papel.
Uf... si habré comprado "¿Qué pasó con el Hombre del Mañana?" para regalarlo.

Hablando de Batman, el de Superman: Red Son es impresionante. No se si me impresiona más verlo sonreir o la heladera que tiene en el equivalente ruso de la "baticueva". Es increíble lo bien escrita que está esa historieta. La personalidad de Luthor, como un verdadero genio, por ejemplo. Alguien puede poner en una historia a un tipo con cara de loco y una birome en la oreja y decir que es un genio. Acá, el tipo juega ajedrez simultáneo al tiempo que discute con alguien. Me hace acordar a eso tipos que cultivan el pensamiento lateral para tener ideas. Igual, convengamos que no le va demasiado bien con el Superman soviético.

All Star Superman
Superman Red Son (me falta leer el último tomo)
Orbiter
Ministry of Space
Ex-Machina (recién lo empiezo)

Creo que DMZ no tuvo demasiada publicidad, aunque lo empecé a pispear cuando lo recomendó Warren Ellis. Es acerca de una guerra civil que ocurre en Estados Unidos, cuando Manhattan se declara a si mismo estado libre separado del resto del país. Ver como los milicos bombardean NYC y las consecuencias que dejan en la población sacude, pero me gustaría ver cómo y cuanto le sacude a los mismos yankees.
A mí me cuesta creer que los tipos tienen alguna conciencia de lo que hace su gobierno cuando lo reeligen como dictador del mundo (ah.. ¿no es ese el cargo?)


*Esta es la versión corregida y aumentada de lo que escribí ayer a la tarde.
___________
La ilustración de Batman es de Norman Saunders (1907-1989) gran artista de las pulp magazines y quien diseñó las figuritas de Mars Attacks.

martes, enero 10, 2006

PI-PIO LINYERA Y MÁRTIR

Me pregunta Podeti en un un comentario al post anterior:

Un dibujo animado de Pi-Pío??? Dónde conseguimos eso???

Yo encontré esa imagen en un aviso de Mercado Libre, mientras buscaba las medias de Potente. Acabo de mirar de nuevo y la subasta finalizó el pasado Diciembre. No estoy seguro de si se vendió o no. En todo caso, y como ya dije invocando al famoso arqueólogo, eso pertenece a un museo... al Museo de la Caricatura, al Museo de Trulalá o adonde sea. Es fantástico descubrir que hubo dibujos animados con personajes de García Ferré antes de Anteojito e Hijitus (y sin tener en cuenta a los gatitos de las Lanas San Andrés) y es terrible descubrir que no están más allá del alcance de ese solo coleccionista que lo compró.

Como admiradores de esas historietas, como visitantes privilegiados de Villa Leoncia, Villa Trompeta y Trulalá (siempre termino diciendo el mismo tipo de boludeces que le critico a los demás) creo que tenemos que hacer algo para recuperar y difundir eso que apreciamos. Por el momento se me ocurre que se puede contactar al vendedor o incluso al comprador, para ver si se puede hacer una copia de la película o si hay manera de conseguir otra (ja!). Después veremos si relanzamos la revista Anteojito.

Otros dibujos animados que por lo menos yo quiero volver a ver, tener en DVD o mostrarselos a Cartoon Network son los hechos por Héctor Sídoli, los de Bicho y Gordi, Resorte y el Profe y otros con un sabor más clásico.

Hay mucho que hacer, pero por el momento me voy a ver Granjero último modelo.

lunes, enero 09, 2006


QUERIDO TÍO MORTIMER

Con una pluma fuente que escribe bajo la crema batida, Gabriel Fix nos deja este mensaje:

Hey, vago, para cuando otro articulo???Dale, aunque sea verdulaje...
Che, te dejo una duda: en las reimpresiones de Pi-Pio que salian en la Anteojito de los 90, puede ser que a Hijitus (el hijitus que buscaba a su papitus)puede ser que lo hayan rebautizado como Gregorio???
fix
Paco Pum Fan Club

Hola, Fix, primero que nada quería darte mis razones para no haber escrito nada en una semana. Pero tenés razón, soy vago. Además, se trata de tener algo que decir y decirlo, pero a veces no se me ocurre nada.

En cuanto a lo que me preguntás: soy de los que piensan que los cincuenta años de Hijitus son una exageración. El personaje que aparece en Pi-Pío se llamó siempre Gregorio, era un principe egipcio, y de ahí la elección (quizás equivocada) de Manuel García Ferré de hacerle usar expresiones con terminación latina. Así, Ovidio lo encontraba en un rincón de la Academia de Artes de Calculín extrañando a su "papitus".




Pero esas expresiones y la silueta es lo único que queda en Hijitus de ese personaje, que después de todo es de los menos trascendentes de todo el universo de Pi-Pío, que tiene otros riquísimos.
Yo lo entiendo, y me parece bien, encontrar una excusa para celebrar a algún personaje de García Ferré. Pero no nos olvidemos de Pi-Pío.

Yo, hace años que sueño con una edición al mejor estilo Fantagraphics de todos los episodios que salieron en Anteojito, que como vos debés recordar, aparecieron primero en Billiken (donde también aparecían Pelopincho y Cachirula, de Fola). En el primero, Pi-Pío es un linyera que viaja en un trencito de juguete y el ambiente es gauchesco. Creo que es a partir de la segunda aventura que aparecen Villa Leoncia y el entorno de western paródico. Pero alguna vez el pollito, Calculín (que en Billiken se llamaba Formulín, ahí tenés un nombre cambiado) y el caballo Ovidio se perdieron y nunca volvieron al pueblito del oeste.

Estoy exprimiendo mi única neurona flotante para recordar el entorno de las otras historias. Una tiene que ver con un circo, del que Calculín se vuelve estrella, otro es en una tierra prehistórica y como ellos ayudan a civilizarla. En una anterior, que estuve recordando este domingo, aparece un prototipo de Oaky, creo que con el nombre de "Oakey" (sutil diferencia). Digo que lo recordaba porque enganché un dibujo animado del Petit Vampire de Joan Sfar en la tele en el que había una gallina mecánica gigante, igual que en esa historieta de Pi-Pío.

Algo bastante loco también, es que además de dejar atrás a Villa Leoncia, lo mismo pasó con el caballo Ovidio, que encontró una yegua y un lugar donde vivir. No se si fueron dos las aventuras que siguieron, sin su protagonismo, o solamente una. Ufa, tendría que abrir la caja donde están las hojas que arranqué del Anteojito y fijarme bien. Es como dijo alguien, la materia de la que están hechos los sueños, porque espero que contribuya a la edición de Pi-Pío que está haciendo falta en tu biblioteca.

Gracias por escribir.


-----------
La imagen del medio me la chorié de Clarín. Le cambié un poco el color de porquería que tenía. La de arriba es de un dibujo animado antiquísimo que vendían en por internet... ¡Pertenece a un museo! ("Ud. también, Dr. Jones...!")

lunes, enero 02, 2006

POBRE DIABLO

La compra es la acción circular por excelencia. Una partida eterna y promisoria que sin embargo no asegura la llegada a ninguna otra parte que no sean ciertos síntomas de abstinencia susceptibles de repetición después del consumo, algo que ya se sabe de antemano. Robert Crumb ha dejado constancia del momento fundamental de la mercancía: se trata del momento que media entre la adquisición y el consumo. El producto ya ha sido comprobado pero no consumido todavía. Una horda de hombres conformes, embrutecidos, sale de una boca de subte. Todos tienen un globo de pensamiento en que se ve el mismo torso femenino desnudo, mientras miran con tristeza hacia el piso. A uno se lo ve feliz, lleva una bolsa de la que asoma una revista pornográfica. Desde el cielo del comic comenta un alter ego del dibujante: "Mira a ese pobre diablo. ¡Pero está contento!"

Diedrich Diederichsen
Personas en loop: ensayos sobre cultura pop.